Chari
MEMORIA DEL PROYECTO
by Charimm _ - Saturday, 25 June 2016, 7:58 PM
 

jueves, 16 de junio de 2016

El fin de curso llegó para nuestros alumnos y también el final de su etapa en el colegio.

Si me permitís, quiero contaros algunas cosas acerca de este proyecto que hemos realizado durante tres años.

 1.   ¿Cómo empezó todo?

Soy Diplomada en Turismo, mi currículo profesional ha estado relacionado casi siempre en este sector y aunque he sido profesora en la Escuela Universitaria de Turismo de Jerez (Profesora de Gestión de Empresas y Actividades Turísticas y de Informática Aplicada a la Gestión de Empresas Turísticas) también soy estudiante de Ciencias de la Educación (UNED) y aficionada a la Informática.

Quise hacer un pequeño menú de actividades para el Aula de Integración del Colegio Mundo Nuevo con el que tengo un vínculo especial. Les habían colocado en clase una Pizarra Digital y pensé que así la podrían utilizar más fácilmente.

Así que me pasé una mañana a explicarles cómo utilizarla. Nos conocimos e improvisamos una manualidad, un collage con unas revistas, nuestra primera actividad el jueves 22 de mayo de 2014.

Lo pasamos tan bien, que el jueves siguiente volvimos a vernos y el siguiente y el siguiente… y así empezó todo.

2.   Desarrollo del proyecto.

Decidí contar lo que hacíamos en nuestras actividades para que sus padres pudieran verlos y facilitarles la comunicación con sus hijos de lo que hacían en esta clase. A los alumnos les encantaba verse en las fotos, así que creamos la galería. Les dimos una cámara y ellos mismos hacían sus propias fotos.

Nunca había trabajado con alumnos con necesidades especiales y me puse a estudiar para aprender lo máximo posible en poco tiempo. Me sirvieron muchísimo los artículos del profesor Emilio Ruiz Rodríguez (Psicólogo y Asesor Psicopedagógico de la Fundación Síndrome de Down de Cantabria y Especialista en Pedagogía Terapéutica)

Al mismo tiempo que aprendía a utilizar plataformas MOODLE y códigos HTML.

También pensé que si a nosotros nos servía, podía servirle a otros alumnos en las mismas circunstancias. Por lo que decidí realizar actividades con un tema en concreto. Adecuarlas a una temporalización, o sea, que pudieran hacerse en una mañana (unas tres horas) y que incluyeran por supuesto, actividades interactivas, pero también, para ayudar a motivarlos, unos talleres relacionados con el tema que se tratara ese día. Y por supuesto, el juego, fundamental en el desarrollo de cualquier niño.

3.   Incidencias.

Desde el primer momento me di cuenta de que había diferentes grados de discapacidad. Unos sabían leer, otros no. Unos podían expresarse mejor que otros, así que debíamos incluir actividades de todo tipo para que el grupo funcionara a la vez.

También observé que las edades de este grupo en concreto, eran de 13 en adelante. El vocabulario, las canciones, los juegos, debían estar adecuados más a personas adolescentes, que es lo que realmente eran.

La mayor parte del tiempo están integrados en sus clases con alumnos de Educación Secundaria Obligatoria con sus correspondientes adaptaciones curriculares, y esto es fenomenal, tanto para ellos como para sus compañeros, el estar en ese ambiente de integración. Pero también es cierto, que a veces, les genera demasiado estrés cuando no pueden seguir el ritmo de la clase, por ejemplo, cuando el profesor explica el currículo de la materia. Así que debíamos convertir los jueves en un espacio donde nuestros alumnos se sintieran relajados.

En cuanto a la temporalización de las actividades, debíamos tener en cuenta también sus dificultades en el proceso de atención, como bien nos explica el profesor Emilio Ruiz en su artículo “Cómo mejorar la atención de los niños con síndrome de down”.

Y sobre todo ahí estaba su profesora de Pedagogía Terapéutica Rosana González, que trabaja con ellos desde pequeños, para orientarme.

No puedo olvidarme de nuestra querida Anabel Diosdado, antigua alumna y recién graduada en magisterio, que se incorporó al proyecto cuando realizaba sus prácticas y continuó como voluntaria hasta el final.

Otra cosa importante era establecer un orden en las actividades, es decir, primero hacíamos las actividades interactivas, luego los talleres o manualidades y al final el juego. Así podíamos aprovechar al máximo su concentración.

Respecto a los juegos, nos dimos cuenta de que no podían ser juegos en los que ganara siempre todo el mundo. Debía de haber un poco de competición porque así se motivaban más, a la vez que aprendían a perder sin frustrarse.

En cuanto al tema de las manualidades, debo decir que ha sido lo más complicado para mí, porque aunque me encanta realizarlas, debían estar adaptadas a su capacidad manipulativa. Así que todas las semanas tenía que buscar cosas que pudieran hacer, que fueran bonitas, adaptarlas para que pudieran hacer lo máximo posible y que al mismo tiempo incluyeran las competencias que queríamos conseguir: habilidades motrices, visuales, artística, creatividad, manipulativas, coordinación, organización, etc.

Cosas tan simples como cambiar la distribución de la clase, trabajar más cómodos y organizados fue fundamental.

A veces quieres enseñar a que organicen sus cosas con reglas escritas en carteles, pero observamos que cuando los alumnos hicieron ellos mismos sus cajas para guardar sus cosas, las decoraron… comprendieron de verdad para qué servían.

En los talleres se creaba un ambiente distendido y socializador, en el que los alumnos bromeaban y nos contaban sus cosas personales y anécdotas por propia iniciativa, sin que les preguntásemos nada, en definitiva se expresaban. ¿Sorprendente no?

4.   Conclusiones y despedida.

Quizás el lenguaje en que se describen las actividades, no ha sido el que emplearía un profesional de la educación al uso. Pero es que realmente lo que pretendía hacer era un diario de nuestros alumnos, dar voz a estos chicos, como si ellos mismos contaran lo que hacían cada jueves, todas las cosas que son capaces de hacer. Un diario que pudieran enseñar a sus familiares y al que pudiensen volver tantas veces como quisieran para recordar esta etapa de sus vidas, junto a sus compañeros.

Para mí lo más importante era probar cosas nuevas siguiendo mi intuición. Buscar, adaptar y crear actividades educativas y sobre todo desarrollarlas en un entorno agradable, con mucho cariño y respeto.

A partir de ahora me gustaría terminar mis estudios y seguir desarrollando materiales educativos específicos para NEE.

La página seguirá activa y actualizada con nuevos recursos.

Hoy os habéis graduado, os deseo mucha suerte y cosas bonitas en la vida. Como mínimo, tantas como me habéis dado vosotros a mí.

Esto no es un punto y final, amenazo con volver ;)))

Rosario Morales Montoro